Información del Lobo

Ciclo de vida de los lobos, como su anatomía, alimentación, evolución, reproducción, estructura social, rango territorial, entre otros temas interesantes. Leer más…

Especies de Lobos

El lobo gris, la especies más conocida de lobos, cuenta con 40 subespecies distribuidas en Europa y Norteamérica. Leer más…

Conservación del Lobo

Especies y subespecies de lobos se encuentran en peligro de extinción y los planes de conservación se convierten en tareas cada vez más difíciles de implementar. Leer más…

Introducción a los Lobos

Los lobos han sido parte de nuestra cultura general desde que estábamos en nuestra etapa infantil. Tal vez nuestros padres nos asustaban con los relatos y cuentos donde ellos aparecían como antagónicos, o hasta nos amenazaban de que el lobo vendría por nosotros si nos portábamos mal, pero lo importante es que desde siempre los hemos tenido presentes y los relacionamos con la luna llena y el bosque.

Existen tres especies de lobo: los grises, los rojos y los etíopes. En todos ellos se incluye gran número de subespecies que forman parte de la fauna actual y otros que solo se mantienen en las enciclopedias y libros científicos.

Su distribución es muy amplia. Abarca Norteamérica desde el norte de Groenlandia hasta el centro de México, el norte y este de África, parte de Europa y Asia. El rango de temperatura que pueden tolerar va de -50 a 48 grados Celsius, pues algunas subespecies se localizan en taigas y tundras mientras otras se adaptan a ambientes áridos o desérticos.

Los aullidos son, sin duda, los sonidos emblemáticos de los lobos. Ellos realizan este tipo de vocalización para fortalacer los vínculos grupales y anunciar su presencia a otras manadas rivales que se encuentran a cientos de kilómetros de distancia. El aullido en luna llena es solo un mito, pues esto no tiene algún dato científico que lo compruebe.


Datos sobre el Lobo gris, Lobo ártico, Lobo rojo, Lobo etíope, entre otros. Información sobre su Anatomía, Alimentación, Estructura social, Amenazas, Conservación y mucho más.

Cada miembro de la agrupación tiene una posición social y debe comportarse conforme a ello. Alpha es el rango más alto, beta es el siguiente nivel, los subordinados ocupan el tercer lugar y por último están los miembros omega, los cuales están bajo el mando de todos los demás.

Datos sobre los Lobos

Información de los lobos

  • Corren a una velocidad máxima de 75 km/h.
  • A pesar de estar relacionados con los perros, los lobos no son animales domesticables.
Más datos sobre los lobos…

Cuando permanecen separados tienen varias opciones de alimento como roedores, liebres o carroña; pero en manada el alimento debe ser sustancioso, y por lo tanto, mantienen en la mira a grandes mamíferos como cabras salvajes, bueyes almizcleros, alces, ciervos rojos y cerdos salvajes, cuyo tamaño es capaz de proveer carne a todos los miembros, o al menos a la mayoría de ellos.

Con los aullidos anuncian su presencia ante otras manadas rivales que se encuentran a cientos de kilómetros de distancia.

Los lobos no son animales come-hombres como muchos piensan. Antes de atacar a una persona, prefieren alejarse, pero cuando se ven muy necesitados de alimento debido a la caza deportiva de las presas que ellos consumen, (zorros, ciervos, liebres, etc.) se ven obligados a acercarse a zonas de asentamientos humanos, donde se incluyen niños, mascotas domésticas y en algunas ocasiones, ganado. Por ello es importante la lucha para su preservación y dejar de destruir lo que forma parte de su naturaleza. También es muy importante saber qué hacer en caso de que nos topemos con un lobo merodeando cerca de nuestra vivienda o casa de campaña.

Caperucita roja y los tres cochinitos probablemente formó parte de nuestra infancia y nos crearon una imagen de los lobos, como seres “malos” y “feroces” que representan un peligro para la gente. Con esto no queremos decir que sean domesticables y que no hay que tener precaución; como cualquier animal salvaje, van a defenderse y a mostrar su autoridad antes de ser lastimados, pero esto no quiere decir que tengamos que exterminarlos o destruir todo lo que forma parte de su entorno natural.

Durante años han sido perseguidos por el hombre para la obtención de su carne y sobre todo, por su impresionante pelaje, que si bien es muy hermoso, el hecho de verlo convertido en un objeto apaga todo el encanto. Los métodos de captura no son los más sofisticados. Hay desde disparos para acabar con ellos de manera rápida, hasta dolorosas y angustiosas trampas que los desangran después de largos minutos.

Son muy pocos los ataques de lobos hacia seres humanos, comparado con la cantidad de lobos que han muerto por las manos del hombre. En regiones de Asia los pobladores afirman que los lobos cada vez más se están acercando a la gente para atacarla, principalmente a los niños. ¿Las razones? Cada día tienen menos espacio y menos alimentos.

Las organizaciones ambientales luchan día con día para encontrar el equilibrio que lobos y humanos necesitan para convivir en armonía. Dejar atrás la imagen maligna del lobo es el primer paso, ya que tal creencia se comparte y se hereda de generación en generación, haciendo más difícil que la gente comprenda la importancia de su preservación.

En mercados de Noruega, Rusia y Canadá, entre otros, se comercializan pieles, cráneos, lobos disecados y accesorios fabricados con pelaje de las especies grises en su mayoría. Ahí es donde nosotros debemos colaborar a la interrupción de estas actividades comerciales mediante la difusión de la problemática y mediante nuestro rechazo hacia tales productos provenientes de la muerte de esos seres vivos.

Hay especies como el lobo etíope (Canis simensis) y subspecies como el lobo mexicano (Canis lupus baileyi) que de no recibir atención a la situación que atraviesan, en unos años más el esfuerzo por levantar los números de su población será totalmente imposible.